Después de 2015

Llega a su fin un año singularmente intenso para el Departamento de Medicina Legal.

A las habituales tareas marcadas por la actividad docente de grado y posgrado y la colaboración con el Poder Judicial en aquellos casos complejos en que los magistrados recurren al staff docente de la Cátedra buscando asesoramiento, su sumó la responsabilidad por la organización de medicinalegal.uy/2015, un inolvidable Congreso Internacional de Medicina Legal y Ciencia Forense, que albergó también al IX Congreso Iberoamericano de Derecho Médico, la II Jornada Académica de Bioética y el VIII Encuentro de la Red Iberoamericana de Instituciones de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Se trató del evento del año en nuestra disciplina, que convocó asistentes de veintitrés países que se dieron cita en Montevideo y contó con buena parte de los referentes mundiales. Culminó con una notable Mesa Redonda de periodistas coordinada por una magistrada que discutieron sobre la comunicación de los hechos violentos. El nivel científico y la prolija organización de este complejo evento fue destacada por los colegas nacionales y extranjeros, y sólo pudo ser posible por el compromiso del conjunto del equipo del Departamento de Medicina Legal, encabezado por el Comité que integraron Natalia Bazán, Rosario Chenlo, Sylvia Gamero y Claudio Rabotti.

A poco de llegado el último día de 2015 todos resultamos conmovidos por la noticia del fallecimiento de nuestra querida Guillermina Gugelmeier Rica, Residente de Medicina Legal, quien llegó a ser una gran promesa para nuestra especialidad, además de un admirable ser humano.

Los éxitos y las pérdidas nos están enseñando cosas sobre el valor de lo colectivo. Desde allí nos proponemos nuevos desafíos para 2016, que tienen que ver con el desarrollo de la Medicina Legal, pero también del conjunto de la Ciencias Forenses, que desde 1877 tienen como centro la Cátedra de Medicina Legal.

Se trata de estar a la altura de las demandas sociales, lo que tiene bastante más que ver con formar un capital humano calificado que con las necesarias inversiones en equipamiento. También tiene que ver con educar en la ética pericial, los conflictos de interés, el método médico-legal, el reconocimiento de los límites de las Ciencias Forenses y la transitoriedad del conocimiento científico.

Nos comprometemos a redoblar el trabajo por mejores Medicina Legal y Ciencias Forenses en Uruguay, trabajando día a día por los derechos humanos. Es un compromiso ante la Facultad, la Universidad de la República, el sistema de Justicia y el conjunto de la sociedad.

A todos los colaboradores y amigos del Departamento de Medicina Legal, les deseamos un 2016 lleno de realizaciones.

Montevideo, 31 de diciembre de 2015

Prof. Dr. Hugo Rodríguez Almada

Director